Icono del sitio UILA

Atacir del Ascendente de la revolución solar. El segundo mes del año.

El segundo mes del año, a partir de los treinta días posteriores al cumpleaños, el atacir del Ascendente se mueve por el escenario de la segunda Casa, el escenario del dinero, las finanzas, los Bancos, las compras y las ventas. Si en esta zona del cielo anual existen planetas con buenos aspectos conectados con planetas benéficos, como Júpiter o Venus, insinúa ingresos o compras ventajosas, mientras que los aspectos tensos con planetas infortunados, suelen sincronizar con tensiones económicas causadas por gastos difíciles de cubrir.

Casi siempre significa un tiempo de realizar adquisiciones de la más variada gama.

A lo largo del segundo mes es cuando se pueden esperar cambios en la manera de ganarse la vida o de obtener fuentes de ingresos. Durante esas semanas las cuestiones económicas toman un especial protagonismo.

Alrededor del día 33,  posterior al cumpleaños, son días de acumular, de acopiar en el sentido que sea, de aumentar las ganancias u obtener buenos ingresos o promesas de recibirlos. Cerca de los 40 días es el mejor tiempo para recibir dinero o realizar buenas compras o ventas. Y llegados a la mitad de este segundo mes es tiempo de gastos, de pagos y de inquietudes económicas.  Antes de terminar este segundo mes, suelen aparecer notificaciones de pagos que no se esperaban y a los que no se puede hacer frente en esos días y hay que aplazar para más adelante.

Salir de la versión móvil