• octubre 18, 2021 4:05 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

La incertidumbre de la pandemia y la lente astrológica.

PorTito Maciá

Abr 26, 2021



La pregunta que todo el mundo hace es: ¿Cuándo se terminará la pandemia?
-Depende, hay países, como Israel, donde ya se ha vacunado el 70% y los contagios han disminuido un 90%.  Y otros que aún no han logrado vacunar ni a un 10% y la extensión de la pandemia campa a sus anchas.
Parece claro que la pandemia terminará cuando la mayor parte de la población esté vacunada, como ocurrió con la viruela o con la poliomelitis. La vacuna aumenta las defensas del organismo ante la enfermedad y punto.
Si nos ponemos el “casco” con la lente, para ver las cosas en modo astrológico, y usamos el reloj de ciclo del 0 Aries quizás se puedan aclarar algunas dudas.
La carta del cielo del 0 Aries tiene una configuración universal, es decir, válida para todo el planeta, donde se observa que el Parte arábigo de las Enfermedades víricas se localiza en la Casa XII, el escenario de los confinamientos y las hospitalizaciones. Esta es la primera parte del guion de la configuración universal que en todas partes del mundo se tienen que escenificar, en unos con menor y en otros con mayor intensidad.
La Luna es fiel reflejo de todo aquello que siente o experimenta la población, la clase obrera y los señoritos, sin distinción clases, la Luna somos todos juntos, sin exclusión-
La Luna de la carta de cielo del 0 Aries recibe una cuadratura del planeta Neptuno cuya naturaleza maléfica fluye a través de los contagios, a los de Neptuno les gusta contagiar. Las personas que hacen proselitismo en pro de una creencia o una ideología, son “hijos de Neptuno”, y sus prosélitos también.
La cuadratura de Neptuno es un aspecto que, por sintetizarlo de alguna manera se puede ver como una “contrariedad”, algo que contraría al pueblo, que lo molesta, que lo pone enfermo, que lo tiene chasqueado o asqueado, sean los hijos de Neptuno con sus enfermizas ideologías o sea el virus que vino de la China un poquito retocado, solo un poquitín.
La mala influencia que ejerce sobre el pueblo el maléfico planeta Neptuno fluye perfectamente a través de sufrimiento que nos está causando esta enfermedad tan infecciosa, tan neptuniana por ello.
El bueno, el feo y el malo, siendo el bueno el planeta Júpiter que forma un aspecto favorable de trígono con la Luna, que en esta obra juega de “feo”, el malo ya sabemos quién es.  
Júpiter es favorable para la Luna, que es lo mismo que decir que su influencia es benefactora para la población, es decir, para nosotros los humanos.  La influencia astrológica de Júpiter es protectora por eso no resulta difícil asociarlo con las vacunas y las vacunaciones masivas de la población, que es finalmente la forma de acabar con la pandemia.  Al margen del pensamiento de los terraplanistas y los negacionistas.

El trígono de Júpiter y las llegadas de la vacunas marcará el final del tiempo de pandemia.
Los trígonos entre planetas dejan notar su influencia cuando por atacir, llegan al lugar del otro planeta.
El día 16 de julio de 2021, el atacir de Júpiter llegará a la Luna y eso debería de reflejarse como el cumplimiento de la vacunación masiva de la población europea. Esto es lo que se conoce como trígono de ida.   El trígono de vuelta es más fuerte ocurrirá el 19 de noviembre de 2021, cuando el atacir de la Luna llegue al lugar de Júpiter y al mismo tiempo el atacir Júpiter forme una gran trígono.  Ese podría se el verdadero final de la pandemia.  Aunque no hay que bajar la guardia porque en el cielo del 0 Aries de 2022-23, el Parte de las Enfermedades víricas se mantendrá en la Casa XII, así que para terminar de todo, habrá que esperar.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.