• octubre 18, 2021 6:03 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Grandes ciclos planetarios. Ciclo de Saturno y Plutón el máximo terror.

PorTito Maciá

May 29, 2021

Saturno, por más que se le quiera llamar maestro, es un cabrón, especialmente cuando se junta con Plutón.  La unión de estos dos planetas los hace más fuertes y más dañinos aún, los dos planetas son muy maléficos y cuando van juntos lo muestran a la perfección.

Cada vez que el planeta Saturno alcanza el lugar de Plutón se forma un ciclo de 37 años aproximadamente, un reloj astrológico que se mueve unos 37 días por grado y la escenificación de su influencia suele ser terrorífica. Baste con recordar el ciclo de 1915-1952.

En la carta del cielo del ciclo de 1915 calculado para Hiroshima, el Sol estaba justo en el Ascendente y el planeta Júpiter formaba conjunción con el Infortunio al tiempo que recibía una cuadratura de la conjunción de Plutón y Saturno. 

La influencia de los ciclos se percibe en el momento en que los atacires, o las direcciones armónicas uniformes de la carta, como las agujas de enorme reloj, llegan a los lugares en los que se activa su terrible influjo, que en el caso de esta conjunción maléfica de Saturno con Plutón, siempre tiene un contenido de final,  de fin, de terrible final

El día 6 de agosto de 1945, justo cuando el atacir del Ascendente de la carta del ciclo llegaba hasta el Infortunio, que estaba junto a Júpiter, al mismo tiempo que el atacir de Júpiter que se acompaña del Infortunio se situaba en la cúspide de la Casa IX, el escenario de todo aquello que proviene del extranjero. En esta ocasión lo que traía ese Júpiter clavado al Infortunio era una la bomba H.

El presidente de los EEUU, por aquel entonces Harry S.Truman, dedidió que la mejor forma de acabar con una guerra que estaba desangrando al país era lanzar la bomba atómica en Hiroshima, donde murieron en un sólo instante casi ciento cincuenta mil personas, lo que significó el primer toque del fin de la segunda guerra mundial.

World War II. Hiroshima, 0,8 km from the explosion centre. 24 hours after the explosion of the atom bomb. Photo by Satsuo Nakata © ICRC Archives

Tres días después, el 9 de agosto del mismo año se repitió el terrible episodio y los estadounidesnses lanzaron la seguna bomba atómica sobre Nagasaky.

El día 9 de agosto de 1945 una horrible explosión causada por la segunda bomba atómica, en la se esfumaron de golpe casi cien mil personas, este fue el segundo y terrible toque final, el fin de la guerra.

El día 9  de agosto de 1945, en la carta del ciclo de Saturno y Plutón calculada para Nagasaki, el atacir del Ascendente llegaba hasta el lugar del Infortunio, al mismo tiempo que el atacir de la Luna llegaba justo al Ascendente y el atacir del Infortunio estaba justo en la cúspide de la Casa IX, lo que viene desde el extranjero, que en esta ocasión fue un Infortunio en forma de bomba atómica.

Así que comprenderás que convenga estar atentos a la influencia de este de Saturno y Plutón, porque es la peor y más dañina, y coincide con la más terrible de las influencias, las que trae el punto final.

Es cierto que en este ciclo de Saturno y Plutón del 1915, los planetas recibían una cuadratura de Júpiter, lo que se reflejó como un acto de justicia severísimo, exagerado, exterminador. Será difícil encontrar un ciclo de Saturno con Plutón que al mismo tiempo reciban tan malos aspectos como en ésta ocasión, así que tranquilos.

En el ciclo de Saturno y Plutón de 1947 hasta 1982, el planeta Venus ha estado todo el tiempo al lado de los dos maléficos, conteniendo su maldad, y su influencia se ha notado en que las mismas bombas atómicas, el hecho de disponer de ellas, han actuado como efecto disuasorio y han servido para mantener la paz, si es que es puede llamar paz a este mundo que siempre tiene una guerra en marcha.

En el siguiente ciclo que comenzó en 1982 el planeta Venus, cuya influencia siempre es pacificadora, también está teniendo mucho protagonismo, pues se localiza junto al Sol que refleja las actiudes de los gobernantes, por ello se puede pensar, que en este ciclo tampoco tenemos que temer ninguna terrible experiencia como las que nos trajo el ciclo de 1915.

En el ciclo vigente en la actualidad, la conjunción ocurre en el signo de Libra, un sector del cielo regido por el planeta Venus cuya influencia siempre nos inclina hacia la paz. Por ello no hay que temer nada terrible en este ciclo que señala punto y final.

Calculando los atacires para el dia 31 de diciembre de 2014 se observa que el atacir de Marte, cuya naturaleza es igualmente maléfica, pero con armas menos destructivas, está atravesando por los lugares del Sol y que en 2015 llegará a de Venus.

En la carta del ciclo de Saturno y Plutón, los atacires se mueven a una velocidad de unos 38 días por grado, y la influencia de los atacires se suele notar dos grados antes y dos grados después. Lo que significa que desde el mes septiembre 2014 se ha estado notando la influencia del atacir de Marte sobre el Sol. Y en la carta calculada para Mosul, el norte Irak y toda su zona,  el atacir de Marte está haciendo su macabro trabajo dentro de la Casa XII, lo que hace que no nos entermeos bien de las matanzas que estan ocurriendo en esta zona del mundo, en esta segunda mital del 2014.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.