• octubre 23, 2021 10:32 am

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Paraguay, la cuna de la diosa de los ojos grandes.

PorTito Maciá

May 30, 2021

A Paraguay le ocurre lo mismo que a Cuenca, que nadie sabe bien dónde está y si existe. Y sí, Cuenca y Paraguay existen y tienen una población que los habita.  Poco más de siete millones de personas hay en Paraguay para un territorio casi igual de grande que España.

¿Qué interés puede tener Paraguay?  Para mi mucho, pero es secreto y no sé si lo debería contar, aunque ahora que pienso, un trabajo como este apenas lo va a leer casi nadie-

¿A quién le interesa lo que ocurra en Paraguay?  Aprovecharé que tengo a la práctica totalidad de mis detractores viscerales y mal educados bloqueados, para contarlo..

Sí, estuve en Paraguay realizando pesquisas “secretas” de esas que no se pueden contar porque inmediatamente acabarían en la burla o el insulto. Entré a Paraguay por la Triple Frontera montado de paquete en una motocicleta conducida por un muchacho guaraní.  Esa es una de las fronteras más caóticas que he conocido, me recordaba un poco a la frontera africana de Melilla de mediados del siglo pasado, todo lleno de pequeños puestos de venta y un trajín de personas de todo pelaje. Me llamó la atención observar varios grupos de señoras cincuentonas norteamericanas que deambulaban por el caótico mercadillo fronterizo. Luego pude saber que eran las madres de los soldados norteamericanos que tienen su base de entrenamiento de lucha en la jungla, en esa parte del mundo. Estas valientes mujeres visitaban a sus hijos militares y se movían en el maremagnun del mercadillo con la soltura natural del que se siente invulnerable a pesar de ser un lugar bastante peligroso como era la Triple Frontera-

¿Qué buscaba ahí? ¿Qué hacía un tipo trastornado como yo en un lugar como ese?  -Buscar a la diosa, eso hacía, una de las locuras más descomunales que me ha provocado el trastorno de ser astrólogo.

La historia dio comienzo en los años 80, durante uno de los encuentros astrológicos más creativos y divertidos de los que hemos podido disfrutar los astrólogos españoles de esa época. Mi querido amigo Vicente Cassanya organizaba anualmente los Congreso de Peñíscola y allí nos reuníamos cantidad de astrólogos, que aparte de compartir el conocimiento con ponencias, hacíamos vida lúdica con bailes y charlas inagotables, entonces no había “telefonitos” deshumanizantes como ahora, y teníamos que hablar en directo, cara a cara.

En una de esas, mantuve una conversación con Demetrio Santos, para nosotros el astrólogo más culto y erudito que ha dado España. Las variadas conversaciones siempre se realizaban en corrillo o bien de modo personal, de ese modo estuve un ratito hablando con Demetrio sobre el posible “Avatar” nacido el 4 de febrero de 1962. De todos los comentarios sobre este tema lo que me quedó en la cabeza es que el posible “Avatar” era una mujer nacida en una zona cercana a la Triple Frontera.

¿Y porqué mujer y porqué en Paraguay?  Resulta que en Paraguay hubo una guerra en la que murieron el 95 por ciento de los hombres y fueron las mujeres las que tuvieron que reconstruir un país despedazado, lo que debió de contribuir al desarrollo de un tipo de mujer extraordinario cuyos genes debe llevar la diosa de los ojos grandes, si me permite llamarla así.

Una de las posibles cartas de la “Avatar” tiene alineados en Acuario al Sol, la Luna, Mercurio, Venus y Júpiter, y justo al lado en la cúspide de la Casa V está Saturno, quizás como elemento indispensable para el control de la natalidad, propio de este tipo de personas que tienen que cumplir un papel muy especial.  No especularé más sobre el hipotético personaje porque es solo una hipótesis.

El caso es que cuando pude me fui a buscar a la diosa al Paraguay. La idea es que fuera una mujer que trasmite su mensaje a través de la música. -Si te fijas, la juventud ya no asiste al oficio religioso de las misas cantadas, es más no saben ni lo que es una misa cantada-  La juventud actual, de este tiempo de transición y cambio de Era no acude a las iglesias sino a los conciertos de Rock, a escuchar la música satánica que ha venido para sellar el alma de los jóvenes, para ensordecerlos a la espiritualidad.

La hipotética diosa, Ascendente en Libra y Venus en el Stellium de la V, da para pensar en una mujer que trasmite su mensaje a través de la música y la canción, tal y como pretendió hacer John Lennon, antes de que le metieran cuatro tiros en la barriga por atreverse a decir que se identificaba con Jesucristo.

A Dios no se le habla, se le canta o se le reza y las misas antiguas siempre fueron cantadas como los dirks sufíes que dialogan con Dios. -Así que pensé, en mi trastornada mente de astrólogo mediterráneo, que si había diosa de ojos grandes, debería de trasmitir su mensaje a través del arte, la música o la canción.  No me la iba a encontrar sentada en el banco de una Iglesia decadente, ni en un convento de monjas.

Con este pensamiento en la mente entré en el Paraguay por la Triple Frontera, montado de paquete en una moto de un chico guaraní.  Por supuesto mi búsqueda resultó absolutamente infructuosa, pero no acabó con mi curiosidad ni acabará nunca, Paraguay existe, igual que Cuenca.

A principios del año 2020 se inicia un ciclo astrológico que será muy favorable para Paraguay.

En la carta del cielo del ciclo de Marte y Júpiter calculada para Asunción, la capital de Paraguay, la conjunción que da vida al ciclo se localiza en el ángulo del MC, el más importante de los ángulos en astrología social, más que el Ascendente, y eso quiere decir que en este lugar el significado de la conjunción es más intenso que en otras partes del mundo, salvo Uruguay que es otro de los países afortunados de la zona.

La lógica del astrólogo está basaba en la conexión de símbolos. El regente de la carta del cielo de la conjunción de Marte y Júpiter, es Marte por ser el regente del signo de Aries que ocupa el Ascendente de Paraguay.

Marte tiene mala fama, pero son otros planetas los que cardan la lana.  Marte cuando va acompañado de Júpiter es como un muchacho fornido que va de la mano de su padre dispuesto a trabajar en lo que se le diga, no hay que olvidar que Júpiter es el padre de Marte y cuando va a su lado no hace las mismas salvajadas que cuando se acompaña de Plutón o de Saturno.

Para abreviar, que ya se que los lectores se cansan, se puede esperar para Paraguay, al menos un par de años, de aumento de la actividad laboral, incremento de PIB, mejoras económicas y sociales muy superiores al de otros países cercanos.

Un buen año 2020 para Paraguay……si no hubiera sido por la pandemia, y si alguien observa a una mujer de ojos grandes que trasmite un mensaje espiritual cantando, por favor que me lo diga, aunque piense que estoy loco, a estas alturas no importa.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.