• septiembre 23, 2021 3:29 am

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

La guerra de los seis días. David contra Goliat.

Mi primer viaje a Francia con 19 años y un carnet de conducir flamante, una amiga en Motpellier y las playas nudistas de sur del midi francés abiertas al público. Nunca había visto una cosa así, venía de una España del tardo franquismo, no sabíamos exactamente que forma tenía un pecho de señora y mucho menos el desnudo integral. Estaba tan feliz viéndome desnudo en la playa entre tanta señorita encuerada, cuando de momento se armó un revuelo. Era el día 6 de junio de 1967. Una guerra, se había declarado una guerra, la playa nudista se vació, recibí llamadas de mi madre, instándome a regresar inmediatamente a España. El peligro era muy grande, el miedo flotaba en el ambiente, así que tuve que dejar el «paraíso prohibido» del midi frances y regresar a España.

La noticia era que el día 5 de junio una coalición de países musulmanes; Egipto, Siria, Jordania, Irak, Argelia, Sudan Kuwait, apoyados por Arabia Saudita, Marruecos y el Yemen. Casi 500 millones de musulmanes le declararon la guerra al diminuto país de los judíos. Se esperaba una masacre total, los judíos echados al mar, exterminados de una vez para siempre. Eso es lo que respiraba el 6 de junio de 1967 en el sur de Francia.

Pasados los años y una vez formado como astrólogo puede hacer un análisis de la situación.

En la carta del cielo del 0 Aries del año 1967 calculada para Jerusalén, el Sol se encontraba en conjunción aplicativa con Saturno, algo que no suele ocurrir con ninguna frecuencia. En esta ocasión al entrar el Sol en el primer grado de Aries se encontró de frente con Saturno.

¿Cómo se pudo escenificar esa influencia?.

El Sol se encontraba en la Casa XI, el escenario de los premios, que en una carta del cielo del 0 Aries para un país, representa entre otras cosas a los Caballeros del rey, a los Ministros y los Generales de la nación, los personajes más brillantes de un país. En Israel ese año había un General importante, un hombre brillante del que todos los habitantes de Israel se iban a sentir orgullosos.

El general Dayan era un general arriesgado, arisco, guerrero, que aunque tenía el Sol en Tauro, en su día de nacimiento Marte estaba en su domicilio de Aries y fue este general israelita el que tuvo mayor protagonismo en ese año. Nadie en el mundo de 1967 fue más protagonista que Moshé Dayan. Las noticias previas a los días de la guerra narraban sobre los incesantes ataques de la artillería jordana contra la Alta Galilea, ocurridos a mediados de abril de ese mismo año. El fuego artillero jordano lanzado desde los Altos del Golán puso en movimiento a la aviación israelí y hubo unas primeras escaramuzas en las fueron derribados 6 Migs jordanos y la aviación judía voló sobre la ciudad de Damasco.

A primero de mayo se filtraron falsas noticias de que había varias brigadas israelitas en la frontera con Siria preparadas para actuar contra Damasco. Nasser, el presidente egipcio, tuvo que actuar para proteger a su aliado y el 14 de mayo de 1967 empezó a movilizar tropas desde El Cairo hasta el Sinaí.

Con el cierre del golfo de Akaba el 22 de mayo de 1967, Nasser elevó al punto álgido la tensión entre los países árabes en contra del pequeño pueblo judío. Nasser los fue hostigando hasta colocarlos en una posición de agresores. Nasser confiaba en su ejército por su aplastante superioridad numérica y por el apoyo ruso. Dos días más tarde la ONU presentó una orden para que se retiraran esa fuerzas del Sinaí, orden que fue negada por los egipcios y mantuvo sus fuerzas armadas cerca de la frontera de Israel, amenazando y tratando de intimidar a los judíos.

El día 30 de mayo de 1967 el rey Hussein de Jordania consideró que debía apoyar la acción de Nasser y se sintió obligado a hacer causa común con los egipcios. Hussein tomó un vuelo hacia El Cairo para concertar un pacto de defensa con Nasser, y poco días después se unió Irak a ellos. Una ola de euforia invadió al mundo musulmán de esos tiempos.

David contra Goliat, una vez más el símbolo bíblico de la lucha entre el pequeño y el gigante salió a escena. Saturno representaba al coloso del Islam, 500 millones de personas formando una piña, un sólido grupo social: Egipto, Jordania, Siria, Irak, Argelia, Sudan y Kuwait con apoyo de Arabia Saudita, Marruecos, Yemen y Túnez declararon la guerra a Israel el día 5 de junio de 1967.

En los primeros días de junio el ejército egipcio había llegado demasiado cerca de las llanas y desprotegidas fronteras de Israel, demasiado cerca para que Israel pudiera admitir que la función del ejército egipcio en esos lugares era simplemente defensiva. Demasiados carros de combate y demasiados militares paseando por el Sinaí, nunca antes en la historia había habido un despliegue bélico tan numeroso en efectivos como el que realizaron los egipcios en junio del año 1967.

El dia 5 de junio de 1967, el Atacir del Sol de la carta del cielo del 0 Aries de Israel, llegó al Ascendente, ese fue el día en que se escenificó el significado del Sol en Aries en su signo de Exaltación en la Casa XI, un Sol que se sentía amenazado u obstruido por un Saturno débil por estar en el signo de su Caída, y que representaba a las fuerzas musulmanas.

Marte es el planeta regente del Sol y de Saturno, en la carta del 0 Aries se localizaba en el signo de Escorpio formando una oposición con el planeta Venus en Tauro; dos fuerzas fuertes enfrentadas.

– Las oposiciones de Saturno y Júpiter significan grandes guerras, mientras que las de Marte Venus, son guerras menores o locales, como lo fue la guerra de los 6 días. Marte en este año y en este lugar estaba doblemente fuerte.

¿Pero porque favoreció a Israel y no a los musulmanes? .

Porque Israel está influido por el signo de Aries desde la antigüedad. Conviene recordar que los judíos son un pueblo guerrero de origen nómada y pastor y se les supone bajo el signo de Aries desde hace muchos siglos y están considerados como de los mejores militares del planeta.

Mientras que el mundo islámico tiene un componente Saturno muy fuerte; adoran a una piedra negra dentro de una gran caja negra cúbica a la que los musulmanes dan unos giros al menos una vez en la vida, emulando de esa manera a los anillos ni líquidos ni sólidos que rodean al planeta Saturno.

Es evidente que las fuerzas de defensa israelitas, lideradas en ese tiempo por Moshe Dayan, se sintieron fuertemente amenazadas, de otro modo nunca hubieran actuado del modo que lo hicieron, no se lanzan diez soldados contra diez mil, por ansias de conquista o de expansión, eso sólo cabe en alguna mente enferma.

En la carta del cielo de la lunación del mes de mayo de 1967 calculado para Israel, el planeta Marte estaba desterrado en el signo de Libra en la Casa XII, un Marte aparentemente débil formando una oposición Saturno más débil aún que Marte pues además de encontrarse igualmente desterrado en el signo de Aries, estaba “mal recibido” por su regente que es Marte y en su «tristeza» de la Casa VI.

Este Marte aparentemente débil en la Casa XII, el escenario donde lo que allí acontece sucede de manera secreta, tuvo su escenificación cuando el Atacir del Ascendente de la Lunación de Mayo de 1967 llegó al lugar de Marte el día 5 de junio de 1967.

En la mañana del lunes 6 de junio de 1967, poco después de que la aviación egipcia efectuase su patrulla matutina, los aviones israelíes atravesaron el desierto y, avanzando desde el Mediterráneo atacaron sucesivamente a los 19 campos de aviación egipcios. En una operación de tres horas se destruyeron más de 300 aviones egipcios.

Una vez aniquilada la aviación egipcia, las fuerzas armadas mecanizadas de los egipcios que amenazaban la seguridad de Israel fueron aniquiladas en pocas horas por el ejército del aire israelí. Miles de hombres armados egipcios murieron allí en un solo día, y otros miles fueron hechos prisioneros y transportados fuera del Sinaí.

El día 6 de junio una ofensiva del ejército israelita sobre la frontera jordana consigue silenciar la artillería del ejército jordano. El día 7 la fuerzas armadas judías entran en Gaza y continúan su ataque en dirección a Suez. Los sirios son rechazados a sus posiciones al tiempo que los israelitas ocupan Jerusalén, Belén, Ramala y Jericó. La guerra continuó hasta el día 9 en que Nasser en un patético discurso dimite como presidente de la RAU.

En la lunación del mes siguiente de junio del año 1967, el Atacir del Ascendente llegó al lugar de Júpiter y Venus el día 9 de junio, el último día de la guerra más corta del siglo. Una guerra que fue una humillación para las fuerza armadas de los países musulmanes, una humillación que jamás fue perdonada, una derrota tan grande que nunca han podido asumir, por eso para muchos de ellos la guerra aún no ha terminado.

Mosé Dayan fue el personaje que más admiración causó en ese año. Mosse Dayan fue el militar premiado, el que supo organizar una guerra rápida e inteligente contra un enemigo a todas luces superior. La del 67 es una guerra que no ha terminado para los perdedores, fue tan grande su humillación que ni lo han perdonado ni lo podrán perdonar jamás, por eso habrá que estar atentos a los próximos tiempos ante un repunte de la violencia……………..una guerra recurrente que estamos viendo en los último tiempos. Irak sigue en guerra, fabricando misiles para Hamás. Hamás cuando considera conveniente, los lanza contra Israel y siempre ocurre lo mismo……….¿Hasta cuándo?

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.