• octubre 18, 2021 12:33 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Las estrellas no entienden de ética ni de moral, son elevadores, elevan y ya está. Spica.

PorTito Maciá

Jun 19, 2021

A mi también me parece increíble que las lejanas estrellas puedan ejercer alguna influencia sobre las personas, es que parece increíble y más si usamos la mente de astrónomo.

Para los astrólogos las estrellas llegan a nosotros en forma de hilos de luz, una luz muy especial que viaja en una longitud de onda determinada, como cualquier emisión de Radio. Hilos de luz mucho más fuertes que los hilos de la tela de la araña en la se balanceaban tantos elefantes como eras capaz de cantar. Hilos de luz que si encuentran el modo de agarrarse a una persona, la agarra, y la eleva hasta alturas sociales nunca imaginadas por sus familiares, ni por sus amigos en la juventud.

Si una estrella te agarra y tienes algo para «vender», algo para mostrar públicamente, o si tienes algo que merezca la pena que los demás lo vean, o si tienes «madera» de lo que sea, o si tienes material social para elevar y una estrella se alinea adecuadamente, entonces te eleva y te lleva a ser «estrella» de arte, del deporte, de la economía, de la política o de lo que sea. Las estrellas elevan, no tiene ética ni moral, son como los ascensores de los edificios de muchas plantas, que suben y bajan a las buenas personas y a las malas también.

De los miles de de millones de estrellas que hay en nuestra galaxia, solo unas pocas estrellas del cielo tienen esa cualidad elevadora. Pasa igual con las plantas, de los millones de plantas que existen sobre la tierra, solos nos podemos comer unas pocas.

De todas las estrellas elevadoras hay algunas que son muy notables y su influencia elevadora es total, casi inmoral. Una de esas estrellas es Spica, la estrella alfa de la constelación de Virgo. Spica quiere decir espiga y representa la espiga de trigo que lleva en la mano la figura femenina de la Virgen Celeste y que hace clara referencia a la diosa madre de la Naturaleza, la diosa Ceres de los romanos o la diosa Isis de los egipcios.

Se trata de una estrella muy brillante del tipo B2, de color azulado, del grupo de estrellas de helio, con temperaturas que pueden sobrepasar los 20.000°. -Desde el punto de vista astrológico, tiene una naturaleza o influye de manera semejante al planeta Júpiter y Urano juntos, y se halla muy cerca de la eclíptica, es decir, del camino aparente del Sol, por donde además pasan la Luna y todos los planetas, por eso es una estrella que se puede alinear con la Luna, y cuando eso ocurre, agarra a la persona y aunque sea un niño pobre de la calle sin fortuna alguna, la estrella Spica lo agarra y lo eleva socialmente a lo más alto que se pueda elevar a una persona en su mundo.

La estrella Spica es una de las estrellas bebenias más importantes. Se usaba en la orientación de los caminantes del desierto, en la navegación, en el pronóstico meteorológico y también en la astrología personal, donde deja notar su influencia en quienes tienen «madera» para elevar, pues esta estrella, como todas las demás, tira de la persona hacia arriba, lo aúpa para que lo vean, lo eleva entre su pueblo o sus gentes hasta hacerlo notable. Para que eso ocurra, esta estrella debe situarse en alguno de los ángulos superiores del cielo de nacimiento y especialmente en conjunción con la Luna, el Sol o un planeta personal.

Su influencia se percibe en que son personas que «dan la nota» o experimentan una notoriedad o elevación social exagerada en un momento de la vida, como ser mandatario importante durante un tiempo o llamar mucho la atención, ser estrella importante durante un período de tiempo o experimentar sucesos extraordinarios que generan asombro y sorpresa en los demás.
Hay grandes estrellas de la música, o personajes estrellas, que dan la nota o adquieren notoriedad porque sus admiradores sienten una devoción especial por ellos. Son personas que tienen a la Luna en conjunción con la estrella Spica, como es el caso de Camarón de la Isla, un caso muy especial, porque la Luna de nacimiento de Camarón se coloca justo encima de la estrella Spica y queda eclipsada, como el eclipse de la estrella Spica por la Luna que vio Zacuto y le permitió corregir los datos de las estrellas.

Camarón de la Isla es un artista español que llegó a lo más alto que se puede llegar como cantante, único en su genero, «estrella» desde niño cuando cantaba en las calles. Inmortal junto a paco de Lucía, dos estrellas en el mundo del arte español.

La estrella Spica tiró hacia arriba de Camarón, lo aupó hacia la notoriedad y lo elevó agarrándolo de su carga de persona popular, de la gente, del pueblo y para el pueblo, por eso tuvo una elevación exagerada y una resonancia social muy importante, algo que nadie esperaba al principio de su carrera artística, en la que era una persona muy modesta.

Por otro lado la Morada XIV de la Luna está asociada a la estrella Spica, una estrella que, al encontrarse en una zona del cielo muy transitada, está sujeta a numerosas incidencias y, aunque tiene una semejanza con el planeta Júpiter y Urano, su influencia de expansión, de crecimiento, se suele desarrollar con incidencias o peripecias. Este es un dato que se traslada a su influencia sobre las persona.
En la actualidad, su longitud eclíptica se sitúa alrededor del grado 23 Libra 45.

El día en que la Luna se encuentre en esa zona del cielo,  es decir que es un día enredado, que puede parecer afortunado pero que puede acabar en fiasco. Es mejor no comprometerse con nada ni con nadie en este día.

Ha habido grandes mandatarios, con Spica tirando hacia arriba, como François Mitterrand, o personajes que han ocupado cargos mundiales de especial relevancia, y otras personas que han llamado la atención mucho más de lo que es normal, como era el caso de Ilona Staller, más conocida como «Cicciolina», que era una diputada italiana que se presentaba en el parlamento sin bragas y con la zona subinguinal medio afeitada y muy arreglada, a la vista de los diputados y de la prensa. Además le gustaba salir semidesnuda en público y era aclamada por ello. Por eso digo que las estrellas no tienen ética ni moral, agarran y elevan y el público se entera. Pocas mujeres de mundo habrán tenido el «busto» a la vista de tanto público.

Tanto los unos como la otra, tenían esta misma influencia de la estrella Spica sobre su Luna. De igual manera la tiene Nicolás Maduro, al que la estrella pica lo ha agarrado por la Luna y lo ha elevado hasta ocupar un puesto social que nadie hubiera imaginado en su juventud. Otro caso parecido es el de Pablo Iglesias el líder de la extrema izquierda de España, que tiene al Sol en el mismo grado de la estrella e igualmente ha experimentado una elevación social que nadie hubiera imaginado de un tipo así y ha caído de la misma manera que subió, inesperadamente y por sorpresa..

Da la impresión que a la estrella le gusta la gente izquierda y las personas descaradas, pero no es así, también le gustan las personas descaradas e inmorales de extrema derecha, como López Rega que la tenía sobre su Sol o Santiago Abascal que la tiene sobre su Luna, exactamente igual que Nicolás Maduro.

Y es que las estrellas no tienen moral, ni se la espera.


Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.