• octubre 19, 2021 2:41 am

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

El trígono de Neptuno a la Luna y las muchas formas de fluir el cielo.

Sobre la influencia del trígono de Neptuno sobre la Luna, Aleister Crowley decía que hay combinaciones de Neptuno con la Luna que pueden ser muy afortunadas por estimular la imaginación, dar sutileza al pensamiento y hacer el carácter puro, ambicioso y gentil.

En general este aspecto aparece en personas eminentemente sociables con una excelente capacidad para relacionarse e intervenir en su medio social. Esta combinación armoniza la imaginación con la sensibilidad, son personas extremadamente perceptivas y sensibles.  Saben el modo integrarse en grupos, y captan el estado emocional de los demás con suma facilidad.

Son personas que tienen muy desarrollada la conciencia colectiva, por ello casi siempre los veremos actuando para los demás o realizando actividades en las siempre estarán vinculados con grupos de personas o colectivos de cualquier clase.

Se ilusionan de la gente con mucha facilidad y son capaces de trasmitir su ilusión por su excelente capacidad de entrega y servicio a los demás.

Aunque las influencias desestabilizadores de Neptuno siempre se dejan notar en épocas de desilusión, chascos y desengaños con las personas de su grupo social.

Aparece en personas que saben cómo aglutinar a los demás alrededor de un ideal religioso, político o  una filosofía; como Mahoma, Lutero o Simón Bolivar. Siempre serán personas muy populares en el medio en el que desenvuelven, como Lola Flores o Angelina Jolie. Cualquier actividad que realicen adquiere una notoriedad especial, pues despiertan siempre un grado de  notoriedad social, en algunos casos esa popularidad resulta conveniente como era el caso del peridiosta Pepe Navarro, pero en otras personas puede ser una notoriedad por asuntos económicos oscuros o de drogas, como Maradona, Mario Conde o Baltasar Garzón.

Y es que la naturaleza de Neptuno es muy variada, como la lluvia. Esa naturaleza sociabilizadora del trigono con la Luna puede fluir a través de un humor extraordicario capaz de calar en los demás, como eran los casos de Cantinflas o Forgues, dos humoristas insuperable, cada uno en su estilo, que han calado el alma de sus congéneres.

Neptuno puede fluir por la onda mística o espiritual como ocurre con Aurobindo, Gandhi, Osho o Ben Laden, porque tío era mistico tambien. Y es que Neptuno fluye de muchas maneras en el alma humana. Putin tiene este aspecto y se pone cariñoso con los perritos, Pol Pot también lo tenía, no se sabe si le gustaban los perritos, pero huesos y calaveras dejó a montones. Y es que esto del trigono inconsciente de Neptuno puede ser peligroso o gloriosos, o las dos cosas.

La que pretende ser la Reina de España, la Infanta Leonor, también lo tiene, igual que la Reina Isabel, la que expulsó a los moros y los judíos de España. Ya veremos cuando sea mayor a quien se parece más. -La nena viene fuerte.

No todo a ser malo o siniestro en el trígnodo de Neptuno a la Luna. Neptuno también encuentra por donde fluir a través de la música y de los músicos; Mozard, Dylan, Lennon, Jagger, Prince y Rosalia son una buena prueba de ello.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.