• septiembre 23, 2021 3:35 am

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

En el post anterior, me referí a las líneas de tiempo y a la astrología personal, señalando que  hablar de astrología es como ponerse en un punto de la línea de tiempo de una persona, y correlacionar dicha línea biográfica, con las posiciones planetarias de su respectiva carta astral al momento de su nacimiento.

En la medida que se suceden los diferentes movimientos planetarios de una carta, es decir; tránsitos, progresiones, direcciones, ciclos, etc. Se van tejiendo como con un hilo invisible los acontecimientos de cada persona, ya sea en el ámbito emocional, como en el físico o material.

Decía también, que la Línea De Tiempo es como una película de un multicine, donde el punto de atención está puesto en el guion de dicha película, luego; todas las personas de esa sala están poniendo atención en lo mismo, o sea viendo la misma película.

Digamos ahora que existe densidad en cada punto de conciencia, alma o persona. Luego cada una de ellas pueden generar actitudes y emociones respecto del “Guion” de la película.

El “Guion” entonces, es clave para entender el comportamiento de la población de un país y del Mundo, pues sus vivencias están definidas por un Guionista o Controlador, que en el mundo material puede adquirir diversas formas, desde poderes globales, gobiernos hegemónicos, gobiernos dictatoriales, catástrofes naturales, conflictos bélicos, sistemas de prevención de salud, cultura, religión, etc. Todos los cuales obedecen o se expresan a través de un canal común, que son los medios de comunicación con su estructura de control mental.

Es el “Guion” el que se describe en la Carta Astral, con los significados esenciales y adquiridos de cada planeta, casa y signo. Además de las relaciones derivadas de los aspectos entre ellos.

Astrología Mundial

Cada persona, conciencia o alma (como quieras llamarla), es una Línea De Tiempo, pero cuando esas Líneas De Tiempo (personas), se juntan en un espacio territorial, experiencia o vivencia, por ejemplo, en un país, entonces sus Líneas De Tiempo, se perciben como similares. Y en ellas surten efectos, conscientes o no, acuerdos, vivencias comunes y expectativas, y/o temores de toda índole.

Entonces son las Cartas Astrales de Astrología Mundial las que nos permiten describir los “Guiones” de cada país.

Además de las Cartas Astrales de la creación de países, existen cartas anuales, que brindan más precisión en el análisis; las cuales son, las Cartas de las puertas del Año, como 0º de Aries, 0ª de Cáncer, 0º de Libra y 0º de Capricornio.

Tan importante como las anteriores, están las cartas de los Ciclos Planetarios, que nos dan importante información respecto de los acontecimientos mundanos.

Para entrar de lleno en el tema me referiré a dos conjunciones planetarias, ocurridas en el 2020. La primera es la Cuádruple conjunción en Capricornio de los planetas Marte, Júpiter, Saturno y Plutón, que dio inicio a seis nuevos ciclos.

La intensidad de esta cuádruple conjunción entre Marte, Júpiter, Saturno y Plutón, supera las 50 astrodinas, unidad de medida de la intensidad del aspecto. Lo anterior significa que a partir de esa fecha ya las cosas no serán como antes, y que el cambio en las vidas de las personas y los países comenzara a evidenciarse más notoriamente.

Al segundo ciclo al cual me quiero referir es al Ciclo Saturno-Júpiter, ocurrido el 21 de diciembre del año 2020, que por primera vez después de alrededor de 800 años cae en el signo de Aire (Acuario), denominándosele La Gran Mutación.

Desde el siglo pasado o antes, muchos astrólogos habían previsto que esta sería una época de gran convulsión, pues estos ciclos conjuntos no se dan muchas veces en el cielo. Sin embargo, ni el más avezado astrologo podría haber previsto la naturaleza de los efectos de estos ciclos en el mundo, y que, a estas alturas, estamos muy lejos de poder dimensionarlos en su total magnitud.

Grosso modo podemos decir que la cuádruple conjunción golpeo a las estructuras capricornianas, y el Ciclo Júpiter-Saturno en aire, acuario, le da el golpe de gracia a todo el concepto de valoración social de la materialidad, lujo, prestigio, estatus y títulos.

Las conjunciones en Capricornio, pone a prueba las estructuras de gobierno, iglesia, justicia y todo cuanto tenga olor a conservador o formas de escalar y adquirir posiciones en dicho orden.

El ciclo de Saturno-Júpiter pone a prueba la percepción de lo correcto o incorrecto en el desempeño social y político, lo que era raro y de “mal gusto” hoy es normal y aceptado. Y en cambio, lo que era normal o tradicional o “bien visto” hoy es objetado y a veces cancelado o ninguneado.

Los efectos devastadores de la “pandemia”, tanto en el ámbito sanitario, como en el social, económico y de las libertades, es una muestra de este cambio dramático.

Esto está cambiando la forma de percibir la libertad y la democracia, al punto que la autoridad es la portadora del bien social, que se deriva de las restricciones de desplazamiento, adquisición de bienes esenciales o no, limitaciones al emprendimiento, etc.

Quien podría imaginar que sociedades plenamente democráticas, serían tan dúctiles a perder sus libertades, y, al contrario, acosar a los disidentes.

A raíz de lo mismo, la tecnología ha mostrado en ser una eficaz herramienta de control social, impensada para aquellos que tenían una visión más romántica del desarrollo tecnológico. Desde las guerras cibernéticas hasta los más sofisticados implementos bélicos, han demostrado, como todas las cosas, que estos avances y desarrollos tecnológicos no son buenos ni malos en sí, si no que al servicio de quien están.

La gran pregunta que existía, antes de esta cuádruple cuadratura, era qué estructura era la que sería destruida, cambiada o mutada. Cualquier pronóstico necesariamente tenía que poner en el tapete el riesgo de transmutación de lo conocido, a saber; las estructuras de gobiernos y poder, iglesias, sistemas judiciales y diversas estructuras político-sociales.

De lo anterior hoy día podemos ver un atisbo de dicha confrontación, articulando una nueva forma de guerra fría, pero que esta vez no es tan fría, pero que en si ejemplifica la lucha cada vez menos soterrada entre las Izquierdas y las derechas. Actualmente dicha confrontación está representada, por una parte, por los globalitas, antiguo orden mundial, cabal o comunismo, que no son lo mismo pero que sirven un mismo objetivo. Y por la otra parte, los patriotas, nacionalistas o demócratas.

Cuando escribo estas letras, una de las estructuras más anquilosadas por generaciones en el mundo, el comunismo en Cuba, está siendo objeto de un estallido social sin precedente, que, desde ya, cambió la manera de percibir la libertad y la democracia de los cubanos y del resto de los países de américa.

¡¡Línea de Tiempo más Probable!!

Dije anteriormente, que la línea de tiempo es el camino previsto a recorrer por un individuo, durante su vida y que su carta astral nos permite ver sus líneas de menor esfuerzo o recorrido más probable. Dándole el propio individuo, con su libre albedrio, el tono positivo o negativo a su experiencia.

Pero cuando esas Líneas De Tiempo (personas), se juntan en un espacio territorial, experiencia o vivencia, por ejemplo, un país, entonces sus Líneas De Tiempo, se perciben como similares. Y en ellas surten efectos, consientes o no, acuerdos, vivencias comunes y expectativas, y/o temores de toda índole.

Las expectativa, temores y esperanzas de un pueblos o sociedad, la manejan sus líderes, son ellos los responsables de encausar positivamente las energías disponibles en el cielo y para eso son líderes.

Hoy cada uno de nosotros, en nuestra realidad, podrá observar para donde nos están llevando estos personajes a los cuales les damos nuestro poder. De ahí podemos sacar la conclusión de cuál es nuestra línea de tiempo más probable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.