• octubre 22, 2021 6:07 am

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Nodo Norte en Casa IV Nodo Sur en Casa X

Quienes nacen con el Nodo Norte en la Casa IV, tienen como “residuo” del batir de los Nodos un pasado que los marca, una vida social o familiar que deja profunda huella. Suelen ser los herederos de bienes o de posiciones sociales que provienen de un pasado familiar o bien son quienes dejan una marca muy importante en su familia por sus logros sociales, profesionales o familiares.
Entre las mujeres, se observa que más del setenta por ciento son personas casadas que dedican mucha atención y tiempo a los asuntos familiares o a los bienes o negocios de la familia. Con esta posición aparecen muchas más amas de casa -mujeres que se dedican plenamente a la familia y al hogar- que en ninguna otra posición de los Nodos. En segundo lugar aparecen personas que se dedican al negocio familiar o personal y tienen una relación muy directa con este tipo de actividades familiares o involucran a su pareja o la familia en sus actividades profesionales. 
En personajes famosos también se aprecia esa conexión familiar que afecta directamente en la vida social o profesional de estas personas, como es el caso de la infanta Elena o Pascual Maragall, para quienes su familia, sus bienes y su proyección social tienen un contenido de pasado que deja un residuo importante en forma de bienes o de prestigio social o familiar, otros son la cabeza de una familia que deja huella social, profesional o artística como Charles Chaplín, Rainiero de Mónaco o la misma Isabel la Católica.
 
En general esta posición nodal deja profunda huella social o profesional a causa de las relaciones familiares, como es el caso de Geraldine Chaplín, hija de Chaplín, o de Miguel Bosé o de Julian Lennon, hijo de John Lennon y muchos personajes de familia o matrimonios importantes como Ana Botella, la esposa del expresidente de España o Stefano Cariraghi, marido de Estefanía de Mónaco que murió de manera fortuita.
 
Dice Ben Ragel que si estuviera el Nodo Lunar Sur, en la Casa X, con Júpiter o Mercurio, el nativo será desdichado y tendrá muchos problemas; su madre será flaca y muy enfermiza. Si hubiera aspecto de Marte, los problemas ocurrirían en su juventud, después se enderezará y mejorará su hacienda. Juntará mucha riqueza proveniente de robos e ilegalidades, y será renombrado y apreciado por atrevido y valiente.
 
El Nodo Sur en la Casa X, es una puerta que se cierra, un pasado de elevación social o profesional que nunca volverá, una traba en el camino profesional o social. Un dejar de ser lo que se era por importante que fuera.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.