• octubre 18, 2021 5:41 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

La influencia del último planeta y el volcán.

PorTito Maciá

May 28, 2021

El que escribe, escribe por necesidad o no escribe. Escribir es una necesidad de los escritores y de aquellos que tenemos el Sol en la Casa III y Mercurio bien aspectado, estas influencias generan la necesidad de comunicar, de escribir, otra cosa es que uno lo haga más o menos bien.

El último día del año. la última posibilidad del año de mostrar la veracidad de la astrología y la maravilla de su influencia, porque eso sí, nunca he dejado de maravillarme y este último día del año no podía ser menos. 

Asociar el último día del año con el último planeta de nuestro sistema solar, no requiere un esfuerzo intelectual muy grande, por eso se puede decir que el último día del año tiene un tono, un color o una nota semejante al significado del planeta Plutón por ser el último planeta.

En esta ocasión he tenido la oportunidad de servir de probeta de ensayo para capturar la influencia astrológica en estado puro.  Este año 2013, en la carta del cielo de mi revolución solar tenía al planeta Plutón ubicado en la Casa III, y por otro lado el Sol formando una conjunción partil con Marte.

¿Qué significado puede tener Plutón en la Casa III?  Eso es prácticamente imposible de pronosticar, aunque da para pensar en cosas de Plutón.

¿Cuáles son las cosas de Plutón?   -Los volcanes son cosas asociadas con Plutón. Los lugares donde más se nota el paso de la influencia de Plutón son los volcanes y las bombas atómicas.

Para evitar que la influencia astrológica de Plutón en la Casa III fluya a través de las personas propias de este escenario, y dar mejor salida a la influencia de Plutón, coincidiendo que el día 31 de diciembre de 2013, llegando el atacir del Sol y Marte a Plutón, decido meterme dentro de un volcán.

Pocas veces tiene uno un volcán a mano para meterse dentro, así que la coincidencia al menos es curiosa.   Llega el atacir del Sol y Marte, es decir de mi mismo metiéndome en líos como siempre o inventándome aventuras fantásticas en las que casi nunca ocurre nada espectacular.

Decido irme a meterme en un volcán solo. Pero andando por el camino me encuentro a la mismísima encarnación del dios Neptuno. -Todos estos días anteriores he estado flipando con Neptuno y Plutón, la isla volcánica de piedras rojas y negras salidas del reino de Plutón, y el mar embravecido de Neptuno y sus tritones.

El día 31 de diciembre amanece en calma, ligera brisa suave y tenues nubes que se disuelven entre los volcanes. Tómas, así se llamaba el hombre alemán que emulaba a Neptuno y que se ha unido espontáneamente a mi excursión.

Ascendemos suavemente por la colina que forma el volcán.  -Para mi, que soy como un cabra y estoy acostumbrado a moverme por el terreno rocoso y abrupto de Sirventa, andar por este volcán es jauja, por aquí ando que me las pelo, pero el pobre Tómas viene calzado con sandalias de playa y me temo que se esta fastidiando los pies. Al final se detiene, me hace un foto, y dice que me espera.

Uno no entra en volcán cualquier día, es más hay muchas personas que jamás entran en un volcán, luego entrar en un volcán no es cosa usual. Aunque entrar en un volcán es cosa banal, no tiene ninguna gracia ni ninguna utilidad, sin embargo tiene una sincronicidad astrológica que sirve a para comprender la influencia astrológica y el tiempo de su escenificación.

El interior de un volcán se siente como una explosión atómica enorme. La cámara no puede con la imagen, no le cabe, la caldera es enorme, la explosión que debió ocurrir aquí fue tremenda, estremecedora, el territorio de Plutón es tremendo, estremecedor y emocionante.

Subir, para luego bajar, un agujero en las alturas, así es la influencia de Plutón y así viven los plutonianos, los mucho más ricos, los de Plutón. Por eso pienso que Plutón en Capricornio tiene exaltación igual que Marte con quién comparte regencia en Escorpio y también en Aries, donde la diosa Perséfone, la hija de la madre naturaleza, la diosa de la primavera reina en su tiempo.

Y en el centro del volcán, en lo profundo de la caldera, ahí está la flor, siempre hay un flor.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.