• octubre 19, 2021 3:14 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

El eclipse de Bogotá y los osos blancos del Canadá

Desde siempre los eclipses han despertado un cierto temor, y no es para menos. Imagínate en los tiempos antiguos que de momento se haga de noche en pleno día, la población puede entrar en pánico, algo que los antiguos mandarines de la China sabían y disponían de un equipo de astrólogos que eran los encargados de advertir al emperador de la llegada de un eclipse. Entonces el mandarín ordenaba a sus arqueros subirse a lo alto de la muralla china y al llegar el día eclipse tenían la orden de lanzar sus flechas con fuego hacia el cielo para matar al dragón que se tragaba el Sol. De ese modo el emperador triunfaba sobre el dragón y el pueblo se calmaba. Siempre fue a sí, salvo durante un eclipse. Se cuenta que los astrónomos chinos se embriagaron y se olvidaron de alertar a los arqueros, entonces el emperador Chung K´ang, el cuarto emperador de la dinastía de los Hsi, para demostrar su disgusto por no haber predicho el eclipse y permitir que se creara la confusión entre su súbditos, mandó a sus verdugos que se les cortase la cabeza.

-Todo por no avisar. Eso a mi no me debería pasar, prefiero avisar. -Porque claro, esto de ser astrólogo social, encima de que nadie te financia nada, ni te ayudan a nada, si ocurre algo importante en el mundo y no lo has avisado, entonces te denostan, por ser suave. Hay que tener la piel muy dura para ser astrólogo social.

¡Un eclipse! venga, ya viene un eclipse. -Cada 177 días, según la cuenta maya, que es muy ajustada, hay un eclipse de Sol. Cada año hay dos o tres eclipses y con los eclipses ocurre igual que con las tormentas, que si descargan en medio del océano, ni nos enteramos, pero si lo hacen sobre un lugar habitado entonces si que nos enteramos. Tormentas y eclipses en eso se parecen mucho. Nunca dos tormentas fueron iguales, ni los eclipses tampoco. Nos enteramos de las grandes tormentas por la alarma social que causan allí donde descargan , con los eclipses ocurre igual, no enteramos dónde descargan su influencia por las alteraciones sociales o ecológicas que suelen causar.

Lo de las tormentas lo manejan muy bien los meteorólogos, bien financiados, con su alta tecnología y sus satélites que cuestan miles de millones de dólares. Mientras que lo de los eclipses lo manejan unos pocos astrólogos dispersos e inconexos entre ellos, sin tecnología alguna, financiación 0 y muchas veces mal vistos y despreciados. -Con esos mimbres hacemos nuestros pronósticos.

La influencia astrológica de un eclipse, no se hace evidente el mismo día del eclipse, sino que se prolonga a lo largo de un tiempo que siempre es variable y depende de varios factores. Y esa misma influencia será muy notable en unos lugares y totalmente imperceptible en otros. Para saber el qué lugares de mundo se puede notar más la influencia de un eclipse, se puede analizar el fenómeno de dos maneras, la primera es localizar los lugares habitados por los cuales va a dejar su sombra el eclipse. En esta ocasión, el eclipse del 10 de junio y su sombra atraviesa el Polo Norte, luego toca Groenlandia, entra en Canadá por el Este de la Bahía de Hudson, oscurece a Toronto y luego a Chicago, dejando a toda la costa Este de los EEUU en penumbra, así como a toda Europa y buena parte Asia.

Se puede decir que la influencia más notable la pueden sufrir los osos blancos polares que ya se están quedando sin hielo donde poner sus plantígrados pies. Quizá veamos una migración masiva de osos blancos en Canadá y otra migración masiva de latinos, muchos de ellos colombianos, al mismo país.

Otra de las formas de valorar la influencia del eclipse es usando la carta del cielo del momento que ocurre la conjunción entre la Luna y el Sol, y se procede a su valoración de modo semejante a como se hace con cualquier lunación o ciclo.

En la carta del cielo del eclipse del 10 de junio, el Sol y la Luna, junto a Mercurio están en el Ascendente de Bogotá, lo que significa que será en Colombia donde descargue con mayor virulencia la influencia del eclipse.

¿Qué pasará en Colombia?

¿Tú crees que desde un departamento de investigación compuesto por un viejo, que tiene un pie aquí y otro allá, y sin financiación alguna, salvo los 10 euros que me envía mi amigo Américo de Brasil, que es la única fuente de financiación del departamento, se pueden hacer pronósticos del nivel de los meteorólogos? ¿Verdad que no?

-Pues eso.

El protagonista del eclipse es el planeta Mercurio, porque es angular junto al Sol y la Luna en el signo de Géminis, y todo lo que hay en ese sector de cielo está a las órdenes de Mercurio, y Mercurio deja notar su influencia a través de los jóvenes, de la parte de población que no son padres, ni madres. Ellos serán los protagonistas del tiempo. El modo en que ocurran las alteraciones sociales causadas por los jóvenes, al margen de sus razones más o menos justas, nos las irán contando los chicos de la prensa en su momento, que ese es su trabajo, el mío es solo avisar, las flechas que las tire otro.

Pienso que la influencia de este eclipse, en el espacio tiempo de seis meses, se ha de notar en Colombia y mucho. Las alteraciones sociales podrían dejar una huella mediática importante. Los detalles se los dejaremos a los chicos de la prensa, que esos si que cobran.

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

2 comentarios en «El eclipse de Bogotá y los osos blancos del Canadá»
  1. Hola Maestro. En 1968, en México actuaron jóvenes. Yo tenía 4 años. Y aún recuerdo los rostros demudados de mis padres oyendo la radio de bulbos de aquella época. 2 de Octubre de 1968. ¿Qué semejanza hay a 53 años de aquello con hoy? Muchos saludos. Nico de Tlalixcoyan, Veracruz, México.

    1. «Tuvo lugar una segunda matanza, 400 años después de la primera, conocida como la Matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968 y en la que perdieron la vida miles de civiles, principalmente estudiantes, a manos del ejército y la polícia, por órdenes del presidente Gustavo Díaz Ordaz y su Secretario de Gobernación.»
      Eso fue mucho más fuerte que lo de hoy……siempre que no empeore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.