• octubre 18, 2021 4:50 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

La mala influencia de Parte arábigo del Infortunio en conjunción con Venus.

El Parte arábigo del Infortunio se extrae del arco de separación entre Saturno y Marte y se añade al Ascendente. Este Parte tiene otros nombres. Ben Ezra distingue entre los nacimientos diurnos y nocturnos, y añade una particularidad para los hombres, representa el Parte de la Nobleza de los Padres al mismo tiempo que es el Parte de las Enfermedades y las Heridas, pero añadido a la posición de Mercurio también le llama Parte de las Enfermedades.

Parece claro que en la tradición el Infortunio estaba asociado a las enfermedades, pero también describen otras relaciones que nada tiene que ver con las alteraciones de la salud.

El Infortunio tiene varias funciones o diferentes maneras de dejar notar su influencia o su acción. Una de ellas sirve para calcular la llegada del atacir del Ascendente a ese lugar, que al ser una medida igual al arco que separa a Saturno de Marte, es lo mismo que calcular la llegada del atacir de Saturno a Marte. Cuando el atacir del Ascendente llega al Infortunio, en ese mismo momento Saturno está llegando a Marte, y si en ese lugar marcado por el Parte hubiera un planeta a menos de dos grados, es señal de cualquier tipo desgracia, dependiendo de la Casa y del planeta afectado.

Para comprender mejor lo que se puede esperar de este Parte conviene recordar los significados de Saturno y Marte, donde la influencia de Saturno, tiene un significado de parar, frenar, disminuir, concretar etc. y Marte se puede comparar con las herramientas que tiene Saturno para ejecutar sus funciones. 

La posición del Infortunio adquiere una importancia especial cuando se encuentra formando conjunción sobre alguno de los planetas, pues cuando esto ocurre se observan sincronicidades contundentes que pueden ser de bastante gravedad, en especial si el Infortunio se halla en conjunción con planetas maléficos, como era de caso de Stephen Hawking que lo tenía junto a Saturno y Urano en la Casa XII.

Hay que reconocer que este Parte del Infortunio lleva una carga, una alteración, una merma, algo que no es “normal” que salta a la vista como una bufanda que cuelga hasta los pies. Cuando el Parte del Infortunio está junto a Venus, especialmente en el caso de los hombres, suele aparecer en escena un tipo de pareja que causa, si no escándalo, asombro o revuelo. Un caso fácil de comprender es el de John Lennon.

John Lennon tenía al Parte del Infortunio en conjunción con Venus, que está en su “Caída” en el signo de Virgo en la Casa VI. -Lo de su amor con Yoko Ono ¿cómo lo calificarías?

Las fotos en las que salen los dos desnudos integrales causaron asombro, revuelo y fueron un escándalo que se ciñó a su vida sentimental. Así se noto la influencia del Parte del Infortunio en Jhon Lennon, una novia rara con un trasero menguado.

El caso de Arthur Miller y su relación con Marilyn Monroe tambien fue muy sonado y se notó el Infortunio. Cuenta Mara Scherbatoff en el mismo dia de su boda, la reportera de Paris Match, no advertía signos de la pareja en la guardia periodística en Roxbury, además tenía el dato que uno de los primos de Miller tenía una casa cerca de ahí. Habló con su compañero Paul Slade y repartieron tareas. Él se quedaría en la finca preparando su equipo fotográfico, y ella viajaría a chequear su dato

Cuando vio salir un Oldsmobile verde que llevaba a la pareja más buscada comprendió que su olfato periodístico estaba en lo correcto. Al descubrirla, Morton, el primo de Arthur pisó el acelerador. Los periodistas lo seguían como podían por una ruta sinuosa y desconocida, en una curva cerrada, el auto salió de la carretera y chocó contra un árbol.

Mara atravesó el parabrisas y cayó sobre la ruta. Morton frenó su auto y se acercó al lugar del accidente. Arthur corrió a una casa a llamar a la ambulancia y a la policía, mientras Marylin permanecía en estado de shock. Ya no era una novia feliz sino una niña asustada y con una blusa manchada de sangre.

El Parte arábigo del Infortunio se hizo presente de ese modo.

-¡Ay! Menos mal que no tengo ese Parte del Infortunio sobre mi Venus.

-No lo tendrás en la carta del cielo de nacimiento, pero podrías tenerlo en la carta del cielo de la revolución solar, en conjunción con Venus o con cualquier otro planeta y si eso fuera así, prepárate porque lo vas a notar, y sepas que eso se puede evitar tan solo con «relocar». -De eso trataré otro día

Tito Maciá

Profesor, divulgador, investigador y escritor sobre temas de astrología. https://titomacia.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.