• octubre 18, 2021 5:12 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Por Alejandra Jiménez e Iván Toral

Profesores del Capítulo México de la Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología

En los últimos días, los medios de comunicación han estado compartiendo artículos titulados «Millennials se vacunan pero también regresan a las fiestas» «las hospitalizaciones provocadas por el virus SARS-CoV-2 se han duplicado entre las personas de 18 a 39 años». En todos los círculos sociales se expresan cosas como «ignorantes», «narcisistas», «qué padres tan irresponsables».

¿En qué momento empezamos a responsabilizar a los jóvenes de todo? La respuesta es: desde siempre. Cada ser humano debe transitar por un sendero que tiene etapas, como hacer el Camino de Santiago (de Compostela) en el que por cada estación andada, te ponen un sello en el documento que avala que lo vas recorriendo completo. Cada generación tiene su tiempo de escenificación y su manera de hacerlo. La siguiente imagen dibuja cada bloque cronológico, como una carrera de relevos.

A grosso modo podemos decir que la edad de la Luna (0-4 años) coincide con el cuidado que se hace de un ser humano de parte de la figura materna. La edad de Mercurio (4 a 15 años) corresponde con la época en la que se facilita el proceso de aprendizaje de conocimientos, idiomas, etc. La edad de Venus (15-24 años) coincide con la temporada en la que el narcisismo, el culto a la belleza y los enamoramientos se exacerban. La edad del Sol (24 a 43 años) es el tiempo en el que se busca el reconocimiento, el autogestionarse, el afirmarse en el mundo. La edad de Marte (43-58 años) es el momento de trabajar duramente, resistir los achaques del cuerpo, decimos en México «no te revientes reata, que es el último tirón». La edad de Júpiter debiera arrancar a los 58 años con el tiempo de jubilarse, sin embargo, los tiempos actuales lo impiden y la llevan a cabo los que pueden en el tiempo natural. La edad de Saturno (70 y más) coincide con la madurez corporal y mental, muchos se enjutan aunque otros se saturan. Las edades de los transpersonales se viven de los 82 años en adelante.

Podemos decir que los grupos de edad infectados por el nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 son las regidas por Venus y el Sol. Personitas, que con justa razón, no quieren perderse las experiencias propias de la edad. Sin embargo, y como en todas las crisis de la humanidad como epidemias y conflictos armados, les han robado a muchos, un sinfín de cosas que tendrían que haber experimentado de acuerdo a su edad. Otros, no obstante, desafían al virus y viven la vida al máximo. Si aplicáramos la máxima Wicca «haz lo que quieras sin dañar a terceros», otro gallo nos cantaría, ya que el derecho de las generaciones actuales a convivir, a divertirse, a viajar, termina donde comienza el derecho de todos los demás a la salud. Invitamos a los jóvenes y a sus familias a seguir las medidas sanitarias de sentido común: sana distancia de dos metros con respecto a otras personas, vacunarse, usar cubrebocasnariz cuando se salga de casa y demás medidas higiénicas para evitar que siga esparciéndose el virus y podamos controlar la pandemia este septiembre.

Si todos nos disciplinamos, podremos disfrutar de las ondas relajantes del Armónico de la Felicidad para las fiestas invernales.

Iván Toral

Egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, México. Profesor, autor, investigador y consultor de Astrología Neoclásica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.