• mayo 28, 2022 3:54 pm

UILA

Universidad Internacional Latinoamericana de Astrología -Documentación en trámites

Por el astrólogo e investigador Pascual Boira

Tito Maciá publicó recientemente un artículo sobre el Cero de Aries de 2021 y sus Atacires, calculados para la capital de Kazajistán, donde se observa lo que le ocurre a aquel país a causa de las decisiones de su gobernante. Como complemento a su análisis, a continuación se muestra la carta del cielo del último ciclo de las “Enhorasmalas”, es decir de la conjunción de Marte y Saturno en el signo de Cáncer, que se puso en hora 2004 y termina en 2034.

En aquel 25 de mayo, los protagonistas del ciclo se encontraban partiles sobre la cúspide de la Casa XII, uno de los escenarios astrológicos más temidos y respetados, pues las escenificaciones que ocurren allí suelen tener un contenido algo dramático. Otro de los lugares donde se escenifican las influencias astrológicas de la Casa XII son los centros de internamiento, las prisiones y todos los lugares donde se pierde la libertad personal. En esta carta, el planeta angular, además de Marte y Saturno, es la Luna, representante de la población en general y protagonista del ciclo por ser la dispositora de los planetas de este reloj.

Procedemos a avanzar esta carta por medio del mecanismo de los Atacires, en este caso  de los 30 años, para la fecha del inicio de los disturbios y llegamos a lo que se muestra a continuación.

En este momento, la conjunción de Marte y Saturno ha llegado a la cúspide de la Casa VII, es decir, se encuentra angular y, por tanto, se ha vuelto sumamente activa. Precisamente se encuentra formando una oposición con la Luna, señalando el enfrentamiento que está sufriendo la población en general por parte de las fuerzas del orden, y además está aplicando a Neptuno, que representa el gas, en este caso el alza que ha sufrido en el precio, motivo principal de las revueltas que han estallado en estas fechas.

Ahora nos fijamos en la Puerta del Año que señala el Cero de Capricornio de 2021. Esta carta refleja el modo de actuar de las fuerzas del orden y el tipo de situaciones que pueden esperarse.

Nuevamente se observa el protagonismo de la Luna, esta vez ubicada sobre la cúspide de la Casa XII, y recibiendo una oposición muy cerrada de la conjunción de Plutón y Venus. Si recordamos la carta del inicio del ciclo de Marte y Saturno, ambos planetas se encontraban en oposición. Ahora, ambos se han “confabulado” contra la población, ejerciendo la fuerza bruta extrema, típica de Plutón y la furia de Venus, que también tiene su genio!

Por último, se observa en esta carta una figura interesante llamada Yod o “Dedo de Dios”, formada entre Júpiter (países extranjeros), el Sol (gobernante) y la Luna (población). Los quincuncios que se forman, se escenifican a través de decisiones que otros toman por nosotros. En este caso, quienes toman esas decisiones son, el gobernante de aquel país (Sol) y algunos países extranjeros (Júpiter). En la figura también existe un sextil entre Sol y Júpiter, señalando alta actividad mental, comunicación, mucho movimiento, negocios, mercadeo. Esta figura también está asociada con sentimientos de sentirse “elegido”, tener “una misión” que cumplir. La Luna es el planeta focal de la figura, la protagonista de esta escenificación, y parece estar expresandose a través de un clamor popular contra la subida de precios del gas.

Esperemos que esta situación pase pronto y no haya que lamentar mayores consecuencias.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.